Galletas de cacahuete y pepitas de chocolate

La merienda hoy va de galletas de cacahuete

Galletas bizcochonas, blanditas y gorditas

 

galleta-crema-cacahuetes-1

Recuerdo la primera vez que en mi casa apareció un bote de mantequilla de cacahuete yo era una niña y la decepción fue enorme, la verdad es que no sé que esperaba encontrar, pero el sabor a cacahuete me pilló desprevenida. No recuerdo bien si el bote llegó a terminarse, lo más seguro es que no y al final acabase sus días olvidado en la puerta de la nevera. Y es que era complicado darle salida, ¿con qué lo comes? a cucharadas? la idea de untarlo en el pan para merendar no me parecía para nada apetecible.

Después de no se cuantos años y asentadas las bases de que la mantequilla de cacahuete sabe a cacahuete, he decidido hacer mis galletas de cacahuete y digo de cacahuete y no de mantequilla de cacahuete que es algo muy diferente… ¿por qué digo esto? porque cuando en un super compramos algo, lo compramos porque el etiquetado nos está diciendo ese algo que compramos, no? Pues no, eso no es del todo cierto, así que si por algún casual, te da por girar el producto y leer la letra pequeñita, verás algo así como “Ingredientes:”, ahí está lo que realmente importa. En el caso de la mantequilla de cacahuete, nos encontramos un montón de ingredientes innecesarios, como azúcar, aceites, conservantes, estabilizantes, aditivos… te propongo usar crema de cacahuete hecha solo con cacahuetes y si son 100% ecológicos pues eso que no llevamos. El resto de los ingredientes ya los ponemos nosotros.

galletas-de-cacahuete

La masa es bastante pegajosa, así que para poder manipularla cogí una cuchara saca bolas, de las de helado, y fui haciendo bolas de masa. Forré un taper con papel vegetal y fuí colando ahí las bolas de masa para después meterlas al congelador. La idea es, como te estás imaginando, hornear las galletas congeladas.
Por ejemplo, al día siguiente, sacas el taper horneas las galletas. Sobre la bandeja del horno ponemos un papel vegetal y colocamos las bolas de masa. Me parece una forma limpia y rápida de tener la masa de las galletas lista para usar en cualquier momento. De echo esta masa lleva 1 mes en mi congelador y hoy he decidido hornearlas con la ventaja de que tengo mi cocina impecable y una bandeja de deliciosas galletas para la merienda.

Cuando las metas en el horno pon las bolas bastante separadas porque se expanden

Ingredientes

  • 250 crema de cacahuete
  • 250 mantequilla
  • 250 azúcar
  • 1 huevo XL
  • 250 harina todo uso
  • 1tsp de esencia de vainilla
  • 1tsp de levadura
  • 1tsp de  bicarbonato sódico
  • Topping: azúcar moreno y pepitas de chocolate

 

Preparación

  • En el bol poner la crema de cacahuete, la mantequilla, el azúcar, la vainilla y el huevo, batimos a velocidad 2 con la pala y después a velocidad máxima hasta conseguir una mezcla homogénea y observando que ha blanqueado.
  • Tamizar los ingredientes secos e incorporárselo a la mezcla, batir a velocidad 2 un poco y terminar de integrar todo con la espátula.
  • Con una cuchara de helado hacer bolas de masa y congelar.
  • En un bol pequeño poner un poco de azúcar moreno y rebozar de azúcar la bola después ponerla sobre la bandeja del horno.
  • Decorar con pepitas de chocolate.
  • Precalentar el horno 180º y hornear 12-15 min con aire.
  • Dejar enfriar sobre una rejilla.

 

Espero que os haya gustado 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.