Naked cake Toll House chocolate chip cookies

Bizcocho de vainilla relleno de chocolate blanco, cookies y caramelo

Ideal para una fiesta, para darte un capricho o para sorprender dulcemente

 

naked-toll-hause-cookies

 

La inspiración me vino estando en la pelu, ahí sentada, disfrutando mi momento. Poco a poco le iba dando forma en mi cabeza y cada vez que lo pensaba mas sentido tenía, así que cuando llegué a casa saqué la mantequilla y los huevos de la nevera, miré si tenía de todo y parecía que todo pintaba a que sí. Tenía por delante un fin de semana de perros, agua, agua y mas agua, acompañado de frío y viento. En mi cabeza rondaba la idea de una cake de estos monstruosos, que en cuanto los ves sientes la insulina corriendo por tus venas.

Hacia tiempo que me apetecía hacer algo con galletas o cookies, pero me resistía a hacerlo con galletas oreo, que me encantan y no tengo nada en su contra, pero las veo en todas partes, como relleno, como bizcocho, como helado, como cake pop y no se cuantas cosas mas. Quería que fuera todo casero, aunque diera un poco mas de trabajo, merecía la pena. Así que me decidí por las Original Toll House chocolate chip cookies, todo un clásico para las familias estadounidenses y casi el mundo entero. Sabía que tenía que combinarlas con chocolate blanco, caramelo y un bizcocho suave y cremoso.

naked-cake-toll-hause-chips-cookies

 

naked-toll-hause-chocolate

 

Para hacer este Naked cake Toll House chocolate chip cookies necesitarás

El bizcocho

Usé la receta del Red Velvet, que es para un molde un poco mayor que mi molde de 15cm, le hice una faja con papel de hornear y me salió un super bizcocho, me encanta. Te pongo una foto para que lo veas porque si te suele pasar como a mi, que nunca tienes la medida exacta de la receta, de esta forma y modificando el tiempo de horneado puedes hacerlo perfectamente.

En este caso modifiqué la receta para no hacer un Red sino un White. Es decir no puse colorante rojo y tampoco cacao en polvo. Los gramos de cacao en polvo que no puse se los añadí a los gramos de harina.

En realidad no es un white velvet de verdad, porque he usado las yemas, que aportan color a la masa, pero vamos que no necesitaba que fuera una miga blanca impoluta, tan solo quería la textura de este bizcocho, y un color dorado pálido, que me gusta mucho.

Las cookies

Yo hice la receta completa, y tuve galletas para la tarta y para comer en casa. Para la tarta hice una super cookie, para ahorrar tiempo, solo la utilizaría para decorar y rellenar. La metí dentro de una bolsa de congelado, le di unos meneos con el rodillo hasta que conseguí que los trocitos de galleta fueran como a mi me gustaban. Estos trocitos de cookie van a formar parte del relleno y de la decoración del cake.

Para el topper, hice unas mini cookies con un cortador y después las rellené de ganache.

Interior del cake

Como ya te vengo anunciando es de escándalo, y ahora vas a entender por qué. Como no podía ser de otra forma puse una capa de bizcocho, una capa de ganache, unas cookies y caramelo, así con cada unas de las capas. Te pongo foto foto para que veas que no miento, una locura, verdad?

Tiene una altura de cuatro capas de bizcocho.

Os recomiendo hacerla el día anterior, reposada está mucho más rica porque la humedad del relleno penetra en el bizcocho, consiguiendo una textura cremosa en el bizcocho. Es una tarta increíble para una fiesta, me parece que es todo un descubrimiento para mi lista de cakes y sin duda tiene un buen puesto en el ranking de los mas deliciosos.

Espero que os haya gustado 😉

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.